canal de noticias envía un mensaje facebook

La XEW

mostrar reproductor musical

Cuando Marco llegó por tercera vez a México, la XEW ya era toda una institución. En sus pasillos se veían pasar artistas, músicos, y empleados que corrían de un lado a otro. Artistas como Pedro Infante, Jorge Negrete, Pedro Vargas, José Alfredo Jiménez, Amparo Montes, Agustín Lara, Tin Tán, Francisco Gabilondo Soler, y muchos, muchos más, formaban parte de ella y la enriquecían.

Como ya se había hecho amigo de los porteros, lo dejaban pasar. Y también se hizo amigo de un tal Pepito, ayudante de Rosario Patiño, ex esposa del compositor Francisco Gabilondo Soler, el famoso Cri-Crí. La curiosidad de Marco lo llevó a conocer cómo era el trabajo que hacía Pepito como auxiliar.

decorativo

Un buen día Pepito faltó al trabajo y la señora Rosario estaba desesperada. Marco, que conocía sus tareas, se ofreció a ayudarla, y ese fue su primer trabajo en la estación, al que él bautizó como de traidor, porque todo el día escuchaba
"tráeme esto, tráeme lo otro". Además contestaba teléfonos, escribía cartas, cubría las necesidades de apoyo de oficina de la señora Patiño e incluso servía de arrancador de aplausos entre el público de algunos programas. Nadie sabía que Marco cantaba, pero ya estaba dentro.

Poco a poco, la señora Patiño le fue tomando cariño a Marco. Le comenzó a contar  de su novio e incluso en varias ocasiones lo invitó a comer junto con él. En una de esas comidas, Marco decidió que era el momento de develar su secreto, y decidió cantarles una canción. Después de aquella ocasión, la señora lo invitaba para que amenizara sus fiestas, y en su deseo de ayudarlo le prometió conseguirle una audición con Armando Guzmán, el director artístico más temido de la XEW...

"Por fin llegó el día de la audición. A las 12 de la mañana me presentaron con Guzmán y a las 3 de la tarde ya estaba en audición. Roberto G. Treviño, alias el Tacos, el pianista que me iba a acompañar, me puso a temblar cuando me hizo la pregunta más obvia y obligada: ¿Qué vas a cantar? En ese momento, se me cerró el mundo, me olvidé de las canciones que tenía puestas por si alguna vez me preguntaban. Diariamente cantaba Mensaje y ensayaba otras tres, pero irónicamente, a la hora de la verdad cuando de una canción podía depender mi futuro artístico en la W, se me olvidó y lo único que recuerdo es que alcancé a balbucear: Solamente una vez de Agustín Lara. No sé qué me pasó ante el micrófono con esa canción. El famoso Tacos me dio el tono y yo me puse nervioso. La seguridad de que hacía alarde se derrumbó junto con mis castillos de ilusión. El tema se me hizo eterno y, cuando terminé sentí un nudo en la garganta. Cuando salí por la puerta de atrás, escuché discutir a Armando Treviño con la señora Rosario. “Oye Chayo, ¿cuándo vas a tener buena oreja? En tu vida vas a tener oído musical. Este muchacho, tu recomendado, no sirve para nada”. Fue el primer fracaso de mi vida que realmente me dolió. Salí llorando y lleno de dudas."

Con el ánimo bajo, Marco continuó trabajando en la W hasta que, en una ocasión, le pidieron que cantara la canción de entrada al programa de Manuel Bernal, porque quien lo hacía no llegó. Acompañado al piano por el célebre Juan García Esquivel cantó "Mensaje" de Agustín Lara. Fue la primera vez que actuó en un programa de la XEW, y, a pesar de que no fue anunciado y el público no supo quién cantó, Marco Antonio estaba muy orgulloso porque finalmente fue escuchado por el público de la famosa radiodifusora.

"Señora Patiño, qué linda fue usted. Quiero que sepa que, esté donde esté, siempre le dedico un pensamiento de gratitud y lo seguiré haciendo hasta mi muerte."

¿Quieres conocer más de la XEW? Haz clic en esta liga.

Algunas citas de la vida de Marco están tomadas del libro biográfico Marco Antonio Muñiz ¡Soy un escándalo... dicen! por Guillermo Saad, México, Grupo Editorial Siete, segunda edición, 1992.

 

Un desarrollo de ITzmanova